¿Solo o compartido? Claves para el estudiante que busca un arriendo

Estación Central aparece como la comuna más conveniente, pero se puede optar por algo más céntrico a un costo más elevado si se comparten gastos, punto en el cual los jóvenes deben ser responsables para no sufrir malos ratos, subraya experto.

 Imagen foto_00000001

Se acerca marzo y una nueva etapa para muchos jóvenes que ingresan por primera vez a la educación superior. Y muchos de quienes lo harán en Santiago, provienen de regiones, por lo que junto con preocuparse de la entrada a la universidad o el instituto, tienen que buscar dónde vivir y si no tienen familiares o amigos acá, el arriendo es la opción que aparece.

Si pensando en los precios, sabemos que el alquiler no está muy barato, pero todo depende de la zona escogida y del tipo de propiedad. Si se considera un departamento de un dormitorio y un baño, los más económicos están Estación Central, con valores que oscilan entre los 260 mil y 300 mil pesos mensuales, según datos de un sitio experto en propiedades y Edifito.com

"Si bien Estación Central es una comuna que ha experimentado un alza en sus arriendos, sigue siendo conveniente para arrendar, especialmente para un estudiante: valores asequibles si se compara con gran parte de los sectores de Santiago, está bien conectada con transporte público y se encuentra cerca del barrio universitario", indica comenta Diego López Varela, gerente de Clasificados de Mercado Libre.

Ahora si se considera algo más céntrico, la comuna de Santiago tiene el mismo tipo de departamento, pero con un precio promedio de $320 mil.

En tanto, si la opción es vivir con otra persona para compartir gastos, en la misma comuna un departamento de dos dormitorios con un baño ronda los $337 mil en los de dos piezas y un baño, por lo que si se divide por dos, $168.500 es un monto más conveniente.

Pero hay que tener ojo en que al vivir en un condominio, hay otro gasto que se debe incluir mensualmente. "Es importante no olvidar que a estos valores hay que agregar los gastos comunes, una cuenta que debe considerarse con responsabilidad para no tener problemas con los propietarios de los departamentos ni con la administración de los edificios", explica Gonzalo Cortés, gerente comercial de Edifito.com.

Junto con evaluar que tipo de vivienda elegir, los estudiantes también evalúan si lo prefieren con o sin muebles. Según los datos del estudio, en su mayoría lo busca vacío: apenas el 2% lo prefiere amoblado, cuando busca un departamento en Estación Central, dato que crece a 8,6% si la comuna es Santiago.

 

ASPECTOS LEGALES Y CÓMO COMPARTIR


Vivir solo u optar por compartir para alivianar la carga de los gastos es una decisión que se debe meditar. Según una encuesta realizada en 2017 por el mismo portal, 35% buscaban un arriendo individual, mientras que 26% indicó que buscaban compartir una vivienda. En tanto, 13% estaba buscando arrendar una pieza y 6% una pensión

Si se va por el camino de compartir, Cristián Lecaros, CEO de Portalinversionista.com docente en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, recalca que es necesario fijar las reglas desde el principio. Estima, además, que en vez de decidir quién paga qué cosa, "lo más sensato es hacer un total de las cuentas por pagar y dividirse en partes iguales. Con el compromiso responsable de pagar puntualmente cada mes".

En cuanto a lo legal, es común que debido a que los estudiantes no pueden acreditar ingresos, sean los padres quienes firmen el contrato de alquiler. En este punto, Claudio Sepúlveda, abogado de BS Abogados, indica que "es importante que si el contrato es suscrito por un tercero sea padre o tutores o amigos de familia, aparezca el nombre de quien habitará el inmueble, para tener capacidad de demostrar que ese es el lugar donde vive, ya sea ante la comunidad y para todo efecto legal".

Fuente: Publimetro