La estación más profunda del Metro estará en la Línea 7

La excavación se realizará en Las Condes. El nuevo trazado debutará en 2026.

 Imagen foto_00000001

 

En el marco del lanzamiento del plan Red, nombre con el que se rebautizó al Transantiago, el gobierno se puso una meta: avanzar en el diseño de las nuevas líneas 7, 8 y 9 del Metro, que elevarán la cobertura del ferrocarril subterráneo a 215 kilómetros, es decir, 66 más de los que posee hoy.En el marco del lanzamiento del plan Red, nombre con el que se rebautizó al Transantiago, el gobierno se puso una meta: avanzar en el diseño de las nuevas líneas 7, 8 y 9 del Metro, que elevarán la cobertura del ferrocarril subterráneo a 215 kilómetros, es decir, 66 más de los que posee hoy.

El presidente de la estatal, Louis de Grange, explicó ayer que existe un nivel de progreso en cada uno de los trazados, en especial de la Línea 7, que unirá Renca y Las Condes. Así, Metro informó que el trazado ya tiene sus 19 estaciones en diseño.

Una de ellas es la que se ubica en la intersección norponiente de Av. Américo Vespucio con Alonso de Córdova. La estructura tendrá una profundidad máxima de 45 metros, lo que la convertirá en la más honda de la red.

"Pasará por debajo del proyecto Américo Vespucio Oriente (AVO). Es un desafío constructivo", reconoció De Grange. Dicha autopista proyectada se ubicará bajo Av. Kennedy y esta misma arteria se sitúa bajo el Club de Golf Los Leones, lo que explica la gran distancia que habrá entre la superficie y el futuro andén.
Actualmente, las estaciones más profundas son Cal y Canto y Plaza de Armas, de la Línea 3, ambas con 33 metros.

De Grange añadió que para concretar las obras en la Línea 7 se utilizará una máquina tunelera que excava y al mismo tiempo instala el revestimiento. Este equipo se usará especialmente en el tramo que va entre Renca y Cerro Navia, cuyo suelo tiene composición más fina. Se espera que el proyecto ingrese próximamente a evaluación ambiental, y la línea comenzaría a operar en 2026.

Carlos Melo, exsubsecretario de Transportes y académico de la U. San Sebastián, explicó que residir en una ciudad que ubica cada vez más servicios bajo tierra lleva a que obras como las del Metro deban alcanzar mayor profundidad, para no interferir con el resto del equipamiento. En este plano, recomendó atender a las necesidades de los usuarios que se trasladarán en esas futuras instalaciones.

"Uno de los aspectos en que se debe enfocar Metro es instalar facilidades para que los usuarios puedan desplazarse en las estaciones, con elementos como escaleras mecánicas y ascensores, para brindar mejor movilidad", indicó.

La ubicación de las nuevas estaciones podría abrir nuevas áreas de negocios para Metro.
Julio Nazar, académico de la U. del Desarrollo, adelanta que la estatal podría analizar convertirse en "un generador de desarrollo inmobiliario, debido a que estos recintos se ubicarán en zonas donde el suelo tiene alto valor".

 

Plazos

La empresa Metro también informó sobre los plazos de construcción que tendrá la nueva red. Es así como la Línea 8, que conectará Providencia y La Florida, será edificada en un plazo de ocho años. Tendrá 14 estaciones y 19 kilómetros de longitud.

En tanto, la Línea 9, que unirá Santiago Centro y La Pintana, también sería concretada en un período que podría extenderse entre ocho y nueve años: tendrá 12 estaciones y 17 kilómetros de longitud. En el caso de la extensión de la Línea 4, el plazo de construcción se extendería a un máximo de 7,3 años.

 

Fuente: La Tercera