Comunas impulsan nuevos planes reguladores ante llegada de Línea 6

Cerrillos y Pedro Aguirre Cerda buscan crear esta normativa debido a interés inmobiliario por presencia del metro.La Cámara Chilena de la Construcción señala que deben superar las brechas en cuanto a infraestructura.

 Imagen foto_00000001

Unas 300 mil viviendas se han edificado alrededor de las principales líneas de Metro en Santiago en los últimos cinco años, según la Cámara Chilena de la Construcción. Un antecedente que Cerrillos y Pedro Aguirre Cerda están considerando a la hora de dar espacio a proyectos habitacionales y de comercio pues, por primera vez, tendrán acceso al tren subterráneo con la llegada de la nueva Línea 6, en octubre próximo.

Este servicio, de 15 kilómetros de extensión, unirá esas comunas del poniente de Santiago con la zona oriente en sólo 19 minutos, por lo que mejorarán su conexión con el resto de la ciudad.

Ambas municipalidades no poseen planes reguladores, por lo que requieren diseñarlos si buscan atraer la inversión de los privados. Estas normas definen la altura máxima de los edificios, espacios para áreas verdes, vías, zonas industriales y de comercio, además de equipamiento como escuelas.

Cerrillos utiliza el plan que tiene Maipú (fue parte de ella hasta 1991), pues no tiene presupuesto para diseñar uno. El alcalde Arturo Aguirre (PS) dice que urge tener "planificación, porque nos convertiremos en una opción muy atractiva para vivir. Sin embargo, no estamos preparados para ello". Sostiene que existe consenso en que hay que elaborar este documento, por lo que solicitó recursos al gobierno regional metropolitano. Se estima que un estudio de este tipo cuesta $ 150 millones. Aguirre advierte que dentro del plan se pondrán reglas que impidan tener "guetos verticales" o bien destruir los barrios.

El jefe comunal añade que ha acelerado las conversaciones con el gobierno porque hay ofertas del sector privado para desarrollar proyectos inmobiliarios en sectores como la población como Buzeta.

En la Municipalidad de Pedro Aguirre Cerda también preparan una normativa similar en la comuna. El concejal Manuel Aguilar (RN) formó la comisión para crear el nuevo plan regulador, la que está integrada por el alcalde, los ediles y las direcciones municipales.

"Tenemos una altura máxima de cinco pisos, lo que impide satisfacer la demanda por nuevos proyectos de vivienda que tienen los vecinos. No queremos que la gente se vaya de acá", dice Aguilar. Sostiene que se busca que Pedro Aguirre Cerda se convierta en una alternativa habitacional, pues está ubicada a 10 minutos del centro de Santiago, lo que "la hace atractiva, tal cual como lo ha sido San Miguel".

Como Cerrillos, la municipalidad requiere presupuesto para elaborar la norma, por lo que solicitarán recursos al gobierno o bien al Ministerio de Vivienda, cartera que apoya a las localidades que buscan implementar esta herramienta.

Expansión

Javier Hurtado, gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción, explica que las comunas deben aprovechar la existencia de este medio de transporte. "Los municipios piden tener Metro, pero no dan nada a cambio. La lógica es que se puedan densificar áreas aledañas para que cada vez más personas puedan acceder a este servicio", dice.

Por ello, afirma que se requieren planes reguladores "razonables", donde participen los residentes en la elaboración del mismo para definir, por ejemplo, las alturas.

Hurtado añade que los estudios sobre calidad de vida muestran que las zonas con alto deterioro urbano "tienen en común un déficit de infraestructura de diverso tipo, lo que debe ser tomado en cuenta por parte de las autoridades".

En esa línea, el ejecutivo alerta sobre un problema: que el 70% de los planos reguladores poseen más de cinco años de antigüedad, por lo que no se han adaptado a las nuevas necesidades de las urbes en cuanto a obras públicas, nuevos tipos de vivienda o interés por desarrollar polos de comercio.

Rodrigo Martin, experto en urbanismo de la U. de Santiago, señala que las comunas que no poseen un documento regulador deben aspirar a tener planes con un estándar diferente al de comunas como Estación Central, que permite la edificación de más de 30 pisos.

"Se debe observar el impacto que ha tenido la construcción en las ciudades. Por esto hay que observar si hay calles adecuadas, si queda espacio para los peatones, las bicicletas y otros".

Fuente: La Tercera

Banner Inmobiliaria