Cómo impactará nueva Línea 6 de Metro en las comunas debutantes

Cerrillos y Pedro Aguirre Cerda pretenden que suba la plusvalía y se desarrolle el comercio. Alcaldes plantean mayor resguardo en perímetros. Providencia se queja por obras.

 Imagen foto_00000001

Aunque lentamente se ha elevado el estándar urbano en Cerrillos y Pedro Aguirre Cerda con la construcción de centros culturales y mejoras viales, ambas comunas sufren la mala planificación de la autoridad entre la década del 80 y 90, cuando fueron creadas.

Los vecinos se quejan porque hay pocos servicios de buses del Transantiago, dicen que los viajes son eternos hacia cualquier punto de la capital y que hay un lento desarrollo inmobiliario. Pero la realidad en esas zonas podría cambiar, ya que, por primera vez, tendrán Metro con la inauguración de la Línea 6, programada para septiembre próximo.

El nuevo trazado, cuya construcción presenta un 97% de avance, tendrá 15 kilómetros de extensión y pasará por un total de siete comunas. Según la estatal, esto favorecerá a un millón de personas y, en especial, a los habitantes de esas comunas.

En Cerrillos, que tendrá la estación más al poniente de la línea, se espera que el estreno del tren subterráneo atraiga la inversión de los privados. De hecho, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo adjudicó este año la construcción de 813 inmuebles en el Portal Cerrillos, obras que se iniciarán en febrero próximo.

El alcalde de la comuna, Arturo Aguirre, sostiene que iniciativas como estas se podrían replicar. "Miles de personas vivirán en ese proyecto habitacional y podrán movilizarse hacia el resto de Santiago. Creemos que nos convertiremos en un importante centro de comercio y de servicios", plantea.

Tamara Bravo, propietaria de un minimarket ubicado a cuadras de la nueva estación, dice que hay interés por parte del sector de la construcción. "Gestores inmobiliarios han venido a hacer ofertas e incluso plantearon la compra de una manzana completa. Esperamos que en el futuro haya edificios o supermercados", dice.

En Pedro Aguirre Cerda también se pronostican cambios. La ex alcaldesa Claudina Núñez afirma que se elevará la calidad de vida para los vecinos que hasta ahora "no se habían visto beneficiados con el Transantiago". "Había que tomar los buses completamente llenos que venían de Lo Espejo; había que esperar y el traslado hacia Las Condes duraba más de una hora", cuenta. Ahora, el recorrido entre la zona poniente y Providencia tendrá una duración de menos de 19 minutos para ellos. Esta disminución en los tiempos de viaje lleva a que haya mayor interés por esa comuna.

Advierte que con la presencia de este medio de transporte se abrirá la discusión "para cambiar el plan regulador comunal", pues surge el interés de que puedan convertirse en un polo habitacional.

En este sentido, Patricia Acevedo (54), quien reside cerca de la Estación Lo Valledor señaló que el precio de las casas "era de unos $ 25 millones hace dos años y ahora pueden llegar a $ 65 millones" por este servicio de transporte.

El alcalde de Estación Central y presidente de la Comisión de Transportes de la Asociación de Municipios de Chile, Rodrigo Delgado, dice que hay un aspecto que se debe revisar. "Existe preocupación: faltó una mirada sobre la seguridad pública, pues este tipo proyectos debe tener aparejado un resguardo de los barrios y de las estaciones", dijo.

En tanto, Iván Poduje, arquitecto y socio de la Oficina Atisba, añade que junto con el nuevo servicio, debe haber una política de recuperación de estos sectores a través de mayores inversiones en avenidas, plazas y parques, lo que "convertirá a estas comunas en polos de interés, porque tienen un desarrollo integral".

Impacto en la red

El funcionamiento de un servicio trae aparejadas nuevas formas de viajar en la red. El investigador de la UDP Franco Basso sostiene que podrían disminuir los flujos de pasajeros en las líneas 2 y 5. En este último caso, se prevé que los usuarios de Maipú tomen buses de acercamiento y utilicen el trazado (así evitan pasar por la Línea 1). Basso añade que Estación Central podría tener una menor afluencia, pues quienes utilizan el tren Alameda-Nos descenderán en Lo Valledor para continuar su viaje al oriente.

En Providencia, la alcaldesa Evelyn Matthei ha afirmado que las arterias colindantes a la Estación Los Leones, como Providencia y Suecia, no tienen la capacidad para recibir un aumento de peatones. Se quejó de que no hubo planificación en la construcción del recinto, por lo que bajará la calidad de vida del sector.

Sobre este punto, en la empresa Metro se aclaró que Los Leones tendrá una mayor cantidad de accesos. La estación tendrá un túnel de conexión bajo la avenida Suecia (entre Providencia y Nueva Providencia) que la conectará con la Línea 1. "Esta obra disminuirá la cantidad de peatones que transitarán en la superficie", se planteó.

 

Fuente: La Tercera

Banner Inmobiliaria