Cómo escoger el mejor crédito hipotecario

Tasa fija o variable o si es mejor un banco para pedir la plata, son algunos de los puntos a considerar si tiene pensando comprar su casa propia.

 

 Archivo Agencia UnoImagen foto_00000001

Según recientes datos de la Asociación de Bancos (Abif), los créditos hipotecarios siguen exhibiendo un ritmo estable de crecimiento en torno a 7%, mientras que la última Encuesta sobre Créditos Bancarios del Banco Central, dio cuenta que aumentó a 17% la proporción de bancos que reporta condiciones menos exigentes para prestar plata.

En este escenario ¿cómo escoger el mejor crédito? ¿cuál es el más adecuado para mi situación financiera? Una clave obviamente es la tasa de interés, pero aquí tiene tres tipos de alternativa: fija, variable o mixta.

Según explica Valentina Ciriotto, economista y académica de Ingeniería Comercial de la U. San Sebastián, "la tasa fija permanece constante durante toda la duración del crédito y permite a la persona que solicitó el préstamo estar seguro de cuanto pagará para su crédito".

La segunda opción es la variable, que es más baja, porque considera un mayor riesgo sobre la incertidumbre y la condición económica futura, pero como lo dice su nombre, puede cambiar en el tiempo.

En tanto, la tasa mixta combina las dos anteriores y es "en la cual uno cuando toma el crédito que parte con una tasa fija por unos años, de uno a cinco años, y después esa tasa varía según la tasa anual bancaria. Una vez que termine ese periodo se puede refinanciar y tomar otra tasa", sostiene Cristián Lecaros, CEO de Portalinversionista.com

Eso sí, recalca que "si la persona quiere tener estabilidad de sus flujos, tener un dividendo permanente y tener su presupuesto controlado, lo recomendable es tomar una tasa fija".

Una vez teniendo eso claro, también e debe decidir si se pide en UF o pesos. "Lo que hay que saber es que la UF se reajusta en base al IPC por lo tanto si la expectativa es que este último aumente, también subirá el precio de la UF y consecuentemente el crédito saldrá más caro", acota Ciriotto.

Cabe recordar que, como en todo crédito, también hay que fijarse en el Costo Anual Equivalente (CAE), donde se incluyen los otros costos añadidos a la tasa. "Uno se puede encontrar con una tasa de interés muy baja en un banco y una tasa más alta en una mutuaria, por las diferencias de los seguros", ejemplifica Lecaros.

 

¿COTIZAR SÓLO EN BANCOS?


Mientras el Banco Central no mueva la tasa de interés general del mercado, aún es una buena ocasión para embarcarse en la aventura de la casa propia. La académica de la USS comenta que "este sería un buen momento para empezar a cotizar".

Por otro lado, y tal como se mencionó antes, los bancos están menos restrictivos a la hora de prestar. Ciriotto afirma que actualmente estas entidades, "entregan un financiamiento del 80% en promedio, sin embargo, existen todavía unos pocos bancos que financian hasta el 90%".

Pero los bancos no son las únicas entidades que otorgan préstamos para comprar una vivienda, aunque hay que evaluar bien estas otras alternativas. "Generalmente las cajas de compensación o cooperativas entregan financiamiento a un costo más alto, sin embargo, tienden a cobrar menos en gastos operacionales", puntualiza la economista de la USS.

 

Fuente: Publimetro

Banner Inmobiliaria