5 pasos para hacer tu mudanza más sencilla

Cambiarse de casa puede ser un proceso bastante agotador y traumático para muchos, por lo que te presentamos estos tips al momento de tener que moverte sin traumas ni problemas.

 

Imagen foto_00000001 

La mudanza puede ser un proceso bastante agotador y traumático para muchas familias o parejas. Bien sea porque te mudes de localidad o de país, se trata de un proceso bastante estresante, caro y que absorbe muchísimo tiempo, además de de la incertidumbre que conlleva moverse a un lugar completamente nuevo para ti.

Por ello, te presentamos estas cinco sencillas recomendaciones que debes seguir para tener una mudanza sencilla y sin problemas:

 

Limpia el hogar:

Cuanto más vacía está una casa más sencillo resulta limpiarla. Limpia tu nueva casa o contrata un servicio de limpieza que lo haga por ti antes de llenarla de cajas. Tener la casa limpia te ayudará a no postergar ciertas tareas propias de una mudanza.

 

Empaqueta y etiqueta:


Si vas a encargarte personalmente de la mudanza, trabaja por habitaciones. Hazte con cajas de diferentes tamaños y enfréntate a la primera habitación, empaquetando las pertenencias por categorías. ¿Necesitas un ejemplo? Utiliza dos cajas para guardar la ropa de la cómoda, otras para la ropa del armario y una última para los libros de la pequeña estantería que tienes sobre la cama.

 

Lleva contigo los artículos de uso diario:


Las mudanzas son un tanto caóticas. No siempre nos encargamos personalmente del traslado de las cajas, ni las desempaquetamos según llegan a la nueva casa. Esto nos hace perder el control ligeramente; algo que podemos compensar guardando en un par de cajas aquello que nos resulte imprescindible en nuestro día a día.

Imagina que debes sobrevivir dos días sin abrir una caja. Probablemente te interese guardar en unas cajas que siempre llevarás contigo dos conjuntos de ropa, tus joyas preferidas, el cargador de tú móvil, el ordenador portátil, la documentación más importante, un neceser básico.
Pinta antes de mudarte:

Si has decidido dar a tu nuevo espacio una capa de pintura, no lo dudes: hazlo antes de colocar todas tus cosas. El motivo más obvio es que resulta mucho más fácil pintar una casa vacía que una llena de muebles. Otra razón importante para hacerlo es la satisfacción de eliminar esta tarea cuanto antes de la agenda. Asimismo, si hay otras tareas de este estilo en tu lista (cambiar suelos, por ejemplo), procura llevarla a cabo antes de mudarte. Ahorrarás en tiempo, incomodidades y esfuerzo una vez te hayas trasladado.

Planifica el desembalaje:


Elabora cronograma indicando una fecha concreta para cada habitación a organizar. Comienza por la cocina y continúa una por una por el resto de habitaciones. Intenta no dejar en ninguna de las habitaciones cajas sin abrir; si no aprovechas el momento es muy probable que esa caja permanezca ahí mucho tiempo mordiendo el polvo.


Tan importante como planear la mudanza es encararla con una actitud positiva. Una mudanza es la excusa perfecta para empezar de cero y deshacerte de todo a aquello que te pesa. También es una oportunidad para reorganizar tu hogar y disfrutar del proceso.

 

- Abre las cajas como si su contenido fuera desconocido y colócalo con cariño en los armarios. Escucha música mientras lo haces y canta si te apetece, eso te ayudará a hacer el proceso más llevadero.

 

Esperamos que estas recomendaciones te sean de gran ayuda a la hora de llevar a cabo tu proceso de mudanza. En caso de que tengas alguna duda adicional, no olvides comentarlas en nuestro muro o redes sociales.


Fuente: Mujerde10

Banner Inmobiliaria