¿Los contratos de arriendo deben ser notariales?

Cuando se ha hecho un acuerdo sólo de palabra, cabe la duda de si tiene validez legal.

Imagen foto_00000001Santiago.- Pese a que los expertos recomiendan que los contratos de arriendo sean notariales, en ocasiones se da el caso de personas que arriendan una propiedad "sólo de palabra o sin firma de notario" de por medio.

La pregunta ahí es si este acuerdo tiene validez o si se puede declarar inválido en cualquier momento por alguna de las partes.

Según señala Hernán Herrera, Docente del Curso de Corretaje de Propiedades Mención en Tasación, los contratos tienen validez aunque no sean ante notario.

Y agrega que "de hecho la ley establece incluso que los contratos de palabra son válidos".

Sobre el mismo punto, el corredor de propiedades Carlos Avilés señala que los contratos que están realizados en forma correcta tiene validez aunque no hayan sido certificados ante notario.

"El notario lo que certifica son las firmas y que la persona es lo que es, por ejemplo, 'firmó ante mi el Sr.... como arrendatario pero sobre las cláusulas el notario no se puede meter".

Añade que jurídicamente el contrato de arrendamiento es consensual, lo que significa que el acuerdo de las partes es ley para el arrendador y el arrendatario.

Carlos Avilés indica que un contrato de esta naturaleza puede ser entre personas, hecho ante notario o por escritura pública.