Lo Barnechea alista plan regulador de montaña tras 11 años de trabajo

Regulará la zona urbana de la comuna en cordillera, la que hasta ahora es de libre construcción. Se incluye un estudio de riesgo que prohibirá edificar en quebradas.

 Imagen foto_00000001

Después de 11 años de trabajo, el municipio de Lo Barnechea está a punto de contar con un plan regulador para su zona urbana sobre la cota mil, conocido como "centro cordillera" faltando solo el pronunciamiento final de la Seremi de Vivienda RM. Desde diciembre, este organismo está revisando la versión definitiva aprobada por el concejo municipal, para su aprobación durante marzo como plazo final. El plan regulará así el uso del suelo, la densidad, los estacionamientos y la altura máxima de construcción permitida en el pueblo de Farellones, La Parva, El Colorado y Valle Nevado.

"Al contar con un plan regulado vamos a poder terminar con el desorden que hay en la cordillera, hoy cualquier persona puede comprar un predio y construir lo que quiera porque no hay norma, lo que lo hace muy incierto para sus vecinos. Por ahora estamos a la espera del pronunciamiento final de la Seremi y con la mayor brevedad vamos a responder las observaciones", señaló Felipe Guevara, alcalde de Los Barnechea.

Hasta ahora, al no tener un marco específico, esta zona cordillerana solo se rige por el plan regulador metropolitano que la práctica da "manga ancha" para construir a cualquier altura y sector.

"Afortunadamente después de muchos años logramos consensuar este plan regulador, oír a todos los vecinos y las aprehensiones que tenían. Si bien no podemos dejar contentos al 100%, hay una gran mayoría que lo valora", agrega la concejala Paula Phillips, presidenta de la comisión de Vivienda y Urbanismo.

La ultima versión de esta normativa, rebajó la altura de los edificios entre 4 y 6 pisos en promedio, permitiendo un máximo de 8 pisos en Valle Nevado, y solo hasta 4 pisos en Farellones. Sin embargo su principal innovación es incluir por primera vez un estudio de riesgos y protección ambiental (por riesgo de avalanchas, caída de bloques, inundaciones) en que se prohibirá la construcción de viviendas o servicios para evitar emergencias.

"En las zonas donde están las vegas y los humedales están zonificadas y tampoco se permite casi nada de construcción porque lo que queremos es conservarlas. Las quebradas, que son los afluentes que dan vida al territorio, también están protegidas y no permitimos construir al borde de ellas", explica Francisca Celis, asesora urbana del municipio de Lo Barnechea.

En opinión de Paula Henríquez, presidenta de la Corporación de Adelanto de Farellones, el plan regulador es una avance, sin embargo quedó pendiente el by pass que piden los vecinos, para evitar que todo el flujo hacia los centros de esquí pase por dentro del pueblo de Farellones. "Lo que queremos es que el pueblo crezca, pero en forma sistémica, que exista el equipamiento suficiente para recibir a los visitantes que cada a año crecen en invierno", advierte la dirigente.

Plan Estratégico

Además de esta normativa específica para el centro cordillera (área urbana), la municipalidad está trabajando en otro proyecto de planificación más amplio y de otra índole. Se trata del Plan Estratégico de Cordillera (PEC) para el desarrollo sustentable de todo el territorio rural de la comuna en la cordillera, un área de cien mil hectáreas que es casi equivalente al Gran Santiago.

Lo que busca este estudio, encargado por la municipalidad a la U. Adolfo Ibáñez con el apoyo de Anglo American, es asegurar un desarrollo sustentable de la cordillera a largo plazo de manera que su valor ecológico conviva con las actividades humanas que convergen en ese territorio como minera Los Bronces, los centros de esquí, el parque Yerba Loca. la actividad turística, y el desarrollo inmobiliario. "Este plan es indicativo, no es vinculante como un plan regulador urbano, pero al ser indicativo de todas maneras es importante porque entre los actores claves de la comunidad se genera una sincronía y una tendencia del tipo de desarrollo sustentable que se busca, en una visión común y compartida", explica Luis Valenzuela, director del Centro de Inteligencia Territorial de la U. Adolfo Ibáñez.

Anita Berrizbeitia, arquitecta y directora del departamento de arquitectura del paisaje de Harvard está asesorando a la universidad en este estudio. Sostiene que el plan estratégico "podrá predecir el futuro, en el entendido que cuando identificamos las zonas de mayor fragilidad, podemos planificar hacia donde se debe mover el futuro de la cordillera, manteniendo como prioridad respetar la integridad del medio ambiente".

 

Fuente: La Tercera

Banner Inmobiliaria